no solo usabilidad: revista sobre personas, diseño y tecnología

Máster Universitario Online en Diseño de Experiencia de Usuario, Universidad Internacional de la Rioja.
Convocatoria abierta. Inicio Otoño 2017

21 de Septiembre de 2004

Máquinas o bebés: ¿Problema nuestro o del canguro?

Jordano de la Torre, María

Resumen: La Era de la Información ha supuesto grandes ventajas, pero este avance tecnológico, igualmente, parece requerir que el usuario se convierta en informático.

No es a primera ver que me encuentro con alguien que muestra actitud de lavarse las manos a la hora de hablar de cosas sobre las que "no tiene que entender".

"Eso es cosa del informático" es una de las frases que más se oyen en cualquier contexto profesional cuando se menta la palabra antivirus o se habla de un programa que nada tiene que ver con nuestro amigo Word, Excel o el programita ese que nos dan para meter las notas y "¡¡¡no se te ocurra pedirme más!!!"

Hace algunos años, cuando no todo el mundo tenía ordenador en casa, ni incluso lo necesitaba para trabajar, no hacía falta saber mucho para medio-entenderse con las cuatro funciones básicas que le pedíamos a nuestro orgullosamente llamado "ordenador personal".

Entonces, todo lo más que te podía pasar era que después de copiar línea por línea la retahíla de números y letras para poder jugar al come-cocos te apareciera un error en la número 307. La solución era bien fácil: mirar la revista para ver dónde te habías equivocado y rectificar con mucha paciencia la pequeña causa de discordia con nuestra máquina. Luego llegó “Infovía”, donde lo único que había que hacer era conectar nuestro modem a la red telefónica y comenzar a navegar sin problema.

Ahora el simple hecho de enchufar por primera vez a la red ese portátil flamante que te acabas de comprar a un precio inigualable con el mejor procesador de la historia, puede llegar a ser la mayor equivocación de tu vida si no lo haces lo suficientemente protegido - léase antivirus actualizado, cortafuegos, anti-spam, anti-spyware, anti-pops, y anti vete tú a saber…- .

Que no, que no todo es tan fácil como poner ordenadores a diestro y siniestro, o formar a nuestros profesionales en nuevas tecnologías y listo. Y tampoco creo que sea la solución tener un informático la 24 horas del día sentado en el pasillo pendiente de quitar el último virus que se ha colado en la red o instalar la última versión del programa de la empresa para que el usuario-trabajador no tenga que gastar las energías en cosas que no son de su incumbencia. ¿O sí lo son?

Vivimos por suerte, o por desgracia, la famosa Era de la Información (y de la brecha digital). Era donde gobiernos y empresas se gastan los cuartos para que sus profesionales sean los más modernos, utilicen los aparatos más avanzados o se manejen las últimas versiones de las aplicaciones informáticas más recientes del mercado.

Nosotros, a la vez, queremos también tener el último grito en nuestras manos, y que a la vez nos haga más fácil nuestra tarea sin comernos mucho la cabeza. Lo demás "es problema del informático". Pero ese "lo demás"… ¿es realmente cosa del informático? ¿Es problema nuestro? ¿Tendría que serlo? ¿Estamos nosotros en condiciones de poner nuestra propia frontera entre lo que debe ser problema nuestro y lo que debería ser del que entiende más que yo? Y si fuera problema nuestro, ¿estamos o estaríamos preparados para lo que nos pueda venir o para lo que esté por llegar?

Y es que las cosas se están poniendo tan feas en el mundo de la informática, o mejor dicho, de la ofimática, que, o blindas tu ordenador a la última y tapas todos los parches que al fabricante de tu sistema operativo se le olvidó tapar en su día, o te quedas sin nada antes de tocar la primera tecla.

Una vez más me pregunto y os pregunto, ¿a quién corresponde la cada vez más ardua tarea de cuidar el "bebé"? ¿a nosotros o al canguro?

Compartir:

Facebook Twitter Google LinkedIn

Acerca del autor/a:

María Jordano de la Torre. mariajordano.com

Citación recomendada:

Jordano de la Torre, María (2004). Máquinas o bebés: ¿Problema nuestro o del canguro?. En: No Solo Usabilidad, nš 3, 2004. <nosolousabilidad.com>. ISSN 1886-8592


No Solo Usabilidad - ISSN 1886-8592. Todos los derechos reservados, 2003-2016
email: info (arroba) nosolousabilidad.com
Powered by Calmly Writer