no solo usabilidad: revista sobre personas, diseño y tecnología

Las viejas encuestas fallan. Descubre la nueva investigación de mercados con We are testers.
¡Pruébanos gratis!

1 de Diciembre de 2002

El enlace: forma y función

Hassan Montero, Yusef

Resumen: Consejos para la correcta definición de rótulo y caracterización en enlaces textuales.

Función

Los enlaces, en la actual Web, tienen la función de representar un vínculo o conexión unidireccional entre dos nodos web. Son la unidad básica de interacción de los sistemas hipertexto, por lo que la interacción en la Web comúnmente es conocida como Navegación. En un espacio virtual compuesto por nodos y vínculos entre dichos nodos, si se entiende que la ubicación del usuario está en el nodo que se encuentra visualizando, la interacción sobre los enlaces con la posterior visualización de otros nodos se entiende como un desplazamiento o, en un océano de nodos, como navegación.

Para que el usuario dentro de nuestro sitio web experimente una navegación eficiente, fácil y satisfactoria, los enlaces no sólo tendrán que conectar nodos con contenidos verdaderamente relacionados, sino además presentarse de tal forma que el usuario entienda sin ambigüedades que se trata de un enlace, comprendiendo consecuentemente su función.

Forma

La forma de los enlaces puede ser textual, icónica o mixta. En este artículo se tratará principalmente el primer grupo.

Los enlaces con forma textual, en una interfaz web, están formados básicamente por dos partes: el rótulo y su caracterización como enlace.

El rótulo

Estará formado por el término o conjunto de términos que describan el contenido del nodo al que enlaza. El rótulo del enlace debe ser significativo, y contener el número mínimo de términos necesarios para cumplir dicha tarea.

¿Cuáles de estos enlaces no tiene un rótulo significativo?
Haga clic aquí

Poemas

Ofertas

El nivel de significación de un rótulo debemos recordar que no solo depende del rótulo en sí, sino también del contexto informativo en el que se encuentre el enlace.

Además de controlar el número de términos empleados, hay que huir del uso de términos ambiguos o demasiado técnicos. Hable el lenguaje de sus usuarios.

Anexo:
Recuerde que la elección del rótulo no debe realizarse de forma individual e independiente para cada enlace, sino que debe estar condicionada a la previa planificación de los diferentes sistemas de rotulado o etiquetado del sitio web.

Caracterización

La caracterización como enlace engloba la fuente y su color, el efecto tipográfico empleado, la localización del enlace en la interfaz web y los eventos visuales que produzca interactuar con el enlace.

El enlace de color azul y subrayado es una caracterización estándar con la que el usuario siempre reconocerá al enlace como tal. ¿Significa esto que es la única forma correcta que puede tener un enlace para que el usuario reconozca su función? No.

La única regla aceptada y aprendida por todos los usuarios para reconocer qué es un enlace y qué no, es sobrevolando el elemento con el puntero para comprobar si éste pasa de ser una flecha a una mano señalando con el dedo. De hecho, existen multitud de sitios web (como los portales) que debido a la gran cantidad de enlaces que ofrecen no pueden permitirse usar enlaces azules y subrayados, a causa del ruido visual que producen. Otros sitios web, que aún conteniendo muchos enlaces, utilizan la caracterización azul y subrayado, reducen el número de términos de los rótulos de los enlaces con el objetivo de disminuir este ruido visual, produciendo una pérdida sustancial de significación en algunos enlaces.

Aún así, esto no significa que podamos caracterizar los enlaces como se nos antoje esperando que el usuario los 'descubra' sobrevolándolos. Debemos definir una caracterización que enfatice su función como enlace, que sea reconocible a simple vista, y que por tanto permita una navegación intuitiva ('eso seguro que es clicable') frente a una experimentativa ('¿eso será clicable?').

Cómo caracterizar los enlaces, por tanto, depende del número de enlaces, del número mínimo de términos necesarios en cada enlace para que este sea significativo y de la localización de estos enlaces en el nodo: embebidos en un texto, posicionados en zonas de jerarquía visual típicas de menús de navegación, localizados en menús desplegables, etc...

Si bien no existe una regla de oro para la caracterización de los enlaces, hacer que estos cambien de tonalidad cuando sean sobrevolados con el puntero no solo ayudará a que el usuario los reconozca como enlaces, sino también a que reconozca como una unidad enlaces que ocupen más de una línea. Además, asignar una tonalidad diferente para los enlaces ya visitados ayuda en la orientación del usuario.

Los menús o barras de navegación son un conjunto de enlaces que representan vínculos con las 'secciones' jerárquicamente más importantes de la estructura del site. Estos enlaces suelen ser persistentes en todos los nodos del sitio web y semi-memorizados por el usuario debido no solo a dicha persistencia, sino también al mayor número de veces que son utilizados respecto al resto de enlaces. No suelen tener una caracterización azul y subrayada a causa de que su localización dentro de la jerarquía visual los identifica claramente como enlaces. Estos enlaces o elementos del menú de navegación, no solo no deben superar un número de entre 6-8, sino que además el número de términos del rótulo de cada enlace debe ser lo más reducido posible (1 ó 2), todo esto para evitar la sobrecarga memorística en el usuario.

Por último recordar que la caracterización del enlace no solo permite al usuario reconocerlo como tal, también enfatiza el término o conjunto de términos del enlace. En el ejemplo siguiente podemos observar un uso no apropiado de enlaces, ya que no solo no aprovecha la capacidad enfatizadora de la caracterización especial de los enlaces, sino que además genera mucho ruido visual:

Los mismos enlaces corregidos:

Ejemplo

Además se ha eliminado el texto 'Haga clic aquí para'. Los usuarios ya saben que los enlaces son clicables.

Artículos relacionados:

Compartir:

Facebook Twitter Google LinkedIn

Acerca del autor/a:

Yusef Hassan Montero

Consultor sobre Experiencia de Usuario y Visualización de Información. Diseñador de interacción en Scimago Lab, Doctor en Documentación (2010) por la Universidad de Granada y editor de la revista No Solo Usabilidad. Escribe habitualmente en su blog sobre diseño de información.

Más información: yusef.es

Citación recomendada:

Hassan Montero, Yusef (2002). El enlace: forma y función. En: No Solo Usabilidad, nº 1, 2002. <nosolousabilidad.com>. ISSN 1886-8592


No Solo Usabilidad - ISSN 1886-8592. Todos los derechos reservados, 2003-2016
email: info (arroba) nosolousabilidad.com
Powered by Calmly Writer