no solo usabilidad: revista sobre personas, diseño y tecnología

Máster Universitario Online en Diseño de Experiencia de Usuario, Universidad Internacional de la Rioja.
Convocatoria abierta. Inicio Otoño 2017

1 de Diciembre de 2002

Buscador Interno

Hassan Montero, Yusef

Resumen: Consejos para la inclusión de un buscador interno o sistema de búsqueda en los sitios web.

Introducción

Jakob Nielsen, basándose en estudios de usabilidad, asegura que algo más de la mitad de los usuarios se decantan por los buscadores internos para encontrar información en un sitio web, frente al uso de los enlaces del sitio o a un comportamiento mixto (buscador y vínculos). Sin embargo, este dato debe ser tomado en cuenta con cierto cuidado. La capacidad o no del usuario para expresar sus objetivos mediante palabras clave, el mayor o menor grado de especificidad de los objetivos del usuario, o la ausencia de objetivos definidos en el usuario previa entrada a la web, nos lleva a pensar que el porcentaje de usuarios que usen el buscador será menor.

Aún con todo, el buscador interno es un componente muy útil debido a su facilidad de uso y a la velocidad con la que puede satisfacer las necesidades de información del usuario.

Cuándo, Dónde y Cómo

Nuestro sitio web necesitará de un buscador cuando su estructura hipertextual supere las 150 páginas. Incluirlo antes puede conllevar problemas, ya que la probabilidad de no poder ofrecer resultados frente a una consulta cualquiera sería demasiado grande.

Respecto a dónde colocarlo, si bien lo idóneo sería que estuviera disponible desde todas las páginas del sitio web, en caso de que no sea posible, al menos debe estarlo desde la home page, siempre colocado en una zona de jerarquía visual alta.

El buscador debe presentare con una forma estándar, para que el usuario, basándose en su propia experiencia como internauta, perciba su función de forma clara.

El tamaño de la caja de texto debe ser lo suficientemente ancho como para permitir que el usuario introduzca varias palabras clave, teniéndolas todas o por lo menos la mayor parte siempre visibles, facilitando de este modo que el usuario, por ejemplo, pueda detectar errores ortográficos al introducirlas.

Operadores Booleanos

El álgebra booleana, a excepción de para colectivos específicos como informáticos o documentalistas, es desconocida por la mayor parte de los usuarios. En lenguaje natural, que es el lenguaje utilizado por la gran mayoría de usuarios al interrogar un buscador, la conjunción "Y" u "O" tienen un significado diferente a los operadores "Y" u "O", por lo tanto el buscador sólo debería permitir el uso de operadores boolenaos en secciones como la denominada "Búsqueda Avanzada", a la que sólo accederán usuarios con experiencia suficiente como para no intimidarse por el título de dicha sección.

Cada sitio web es diferente

El grado de utilidad y necesidad de complejidad del buscador interno varía enormemente de un sitio web a otro. Por ejemplo, en un sitio web que sea un portal de empleo, el buscador puede ser la base sobre la que se asiente todo el sitio web. En estos casos hay que prestarle especial atención a la "búsqueda avanzada", desde la que deberíamos permitir no solo el uso de operadores booleanos, sino también la limitación de la búsqueda (fecha, ámbito geográfico, etc...).

Presentación de los resultados

"No se encontraron resultados"

En caso de que el buscador no pueda ofrecer ningún resultado como respuesta a la consulta efectuada por el usuario, no debemos desalentar al usuario mostrándole únicamente un texto del tipo "No se encontraron resultados".

Sugiera al usuario variar la estrategia de búsqueda, ofrezca posibles sinónimos de las palabras clave introducidas, muestre la caja de búsqueda sin limpiar las palabras clave para que el usuario pueda cambiarlas con el menor esfuerzo posible, etc...

Ordene los resultados

La razón por la que los grandes motores de búsqueda no ofrecen los resultados ordenados por tipología o contexto es su incapacidad para hacerlo, debido a la gran heterogeneidad y número de documentos que tienen indizados.

En su sitio web la situación cambia: Ud. tiene el control sobre todos los documentos. Añadiendo a cada documento metadatos, podrá posteriormente identificar y ofrecer los resultados ordenados por tipología, contexto, etc...

El usuario agradecerá saber qué resultados son artículos, cuáles ofertas, o cuáles noticias. El número de categorías diferentes no deberá superar las cinco, y en cada categoría los resultados deben ser ordenados de mayor a menor relevancia.

Resúmenes

Como medio para informar al usuario del contenido de los enlaces mostrados en los resultados, algunos buscadores además de mostrar el título del recurso, muestran un texto resumen que normalmente ha redactado una persona (quizás el autor), y que se encuentra embebido en el recurso a través de una meta-etiqueta.

Más eficiente y útil es que el sistema, por cada recurso, realice un extracto automático de información modelado por las necesidades de información del usuario expresadas en la consulta. Es decir, ofrecer varias oraciones o trozos de oraciones representativas del texto o recurso, y al mismo tiempo relacionadas con la consulta efectuada por el usuario.

Compartir:

Facebook Twitter Google LinkedIn

Acerca del autor/a:

Yusef Hassan Montero

Consultor sobre Experiencia de Usuario y Visualización de Información. Diseñador de interacción en Scimago Lab, Doctor en Documentación (2010) por la Universidad de Granada y editor de la revista No Solo Usabilidad. Escribe habitualmente en su blog sobre diseño de información.

Más información: yusef.es

Citación recomendada:

Hassan Montero, Yusef (2002). Buscador Interno. En: No Solo Usabilidad, nš 1, 2002. <nosolousabilidad.com>. ISSN 1886-8592


No Solo Usabilidad - ISSN 1886-8592. Todos los derechos reservados, 2003-2016
email: info (arroba) nosolousabilidad.com
Powered by Calmly Writer