no solo usabilidad: revista sobre personas, diseño y tecnología

Las viejas encuestas fallan. Descubre la nueva investigación de mercados con We are testers.
¡Pruébanos gratis!

22 de Enero de 2013

El etiquetado en el diseño de software

Ronda León, Rodrigo

Resumen: Se presentan criterios para confeccionar un etiquetado coherente con las características y necesidades de los usuarios finales del producto digital, dentro del proceso de diseño software.

1. Introducción

El etiquetado, en el diseño de software, hace referencia a los textos que representan funciones en la interfaz de usuario. Derivado del término en inglés Labeling, se entiende como toda estructura textual utilizada en una interfaz de usuario, como los títulos, textos de botones, hipervínculos, rótulos (taglines), textos alternativos (alt), etc.

En este artículo se presentan criterios, importados de las Ciencias de la Información, para confeccionar un etiquetado coherente con las características y necesidades de los usuarios finales del producto digital, dentro del proceso de diseño software. Los consejos que se ofrecen no son universales, ya que su aplicación siempre deberá realizarse atendiendo a los usuarios, contexto y contenidos específicos del producto.

2. Definición

Desde la aparición de las interfaces gráficas de usuario, el etiquetado ha recibido una especial atención en la literatura académica y profesional, una atención que se incrementó con el desarrollo de la Web, dado el enorme volumen de información textual a la que daba acceso esta tecnología.

Rosenfeld y Morville (1998), comentan en su libro:

“Etiquetado es una forma de representación. Tal como usamos las palabras para expresar ideas, usamos las etiquetas para representar amplios fragmentos de información en nuestros sitios web”

Estos mismos autores también proponen una tipología de etiquetado (Rosenfeld, Morville; 1998):

  1. Etiquetado en de los sistemas de navegación (Etiquetado de navegación)
  2. Etiquetado de vínculos (Etiquetado de hipervínculos fuera de las barras de navegación)
  3. Etiquetado como encabezamientos de títulos y subtítulos
  4. Etiquetado como términos de indización (Etiquetado Metadatos)
  5. Etiquetado adjunto al sistema de iconos (Etiquetado como textos alternativos de imágenes e hipervínculos)

La norma ISO 9241 en su parte número 12 (ISO 9241-12) nos introduce como Etiqueta (Label) “Título descriptivo corto para una entrada o campo de texto de solo lectura, tablas, controles u objeto (…) Etiqueta incluye encabezamientos, campos de aviso, textos descriptivos (ejemplo: etiquetas de iconos)”

Al respecto, esta misma norma nos propone algunos consejos:

Según Tramullas (2000):

“El etiquetado es un sistema de representación, que utiliza términos y/o expresiones de varios términos, para identificar, de forma más inequívoca posible, contenido informativo. Las etiquetas, en una sede web, serán entonces términos que representen sin lugar a errores, bloques significativos de información.”

3. Algunas consideraciones previas

Las Ciencias de la Información aportan técnicas para la normalización de un vocabulario, con el objetivo final de lograr una mejor recuperación de la información. Estas técnicas están incluidas dentro de la etapa de organización y representación del ciclo de vida de la información, también conocidas como de depuración del vocabulario. La depuración de un vocabulario persigue el equilibrio entre la semántica inherente a los términos, y la que le asignan los usuarios en un contexto determinado.

Para establecer un etiquetado robusto se debe realizar un análisis cualitativo y cuantitativo de la nube de términos que generan los usuarios en sus propios contextos durante sus procesos comunicativos e informativos. En otras palabras, hay que estudiar los términos que usan tanto los emisores (quienes hacen el producto, llamados en ocasiones “clientes”) como los receptores (quienes usan el producto, llamados “usuarios”).

Para lograr una normalización del vocabulario es necesario realizar una serie de pasos de búsqueda de información, previos a los procesos de representación de las etiquetas en las taxonomías y los diagramas, y finalmente en la interfaz.

Algunos de los pasos para buscar información terminológica de los usuarios y su contexto de uso pueden ser:

  1. Estudio del contexto cultural de los usuarios. (idioma, región geográfica, nivel cultural, etc.)
  2. Análisis de los registros del lenguaje de los usuarios (registro vulgar, científico, coloquial, etc.)
  3. Análisis de productos homólogos al que se va a hacer o de la competencia del mismo.
  4. Recopilación de documentación que usan estos usuarios.
  5. Recopilación de términos de uso a partir de los documentos y los propios usuarios.
  6. Análisis de frecuencia de términos dentro de la documentación. (Método cuantitativo)
  7. Card Sorting. Se pueden obtener nuevos términos durante la aplicación de esta técnica.

Para realizar estos pasos se usan varios métodos de investigación como son:

Para normalizar un vocabulario se deben:

  1. Localizar los términos. Estos términos salen de los pasos anteriormente realizados.
  2. Depurar los términos localizados (se elimina la sinonimia, la polisemia, homonimia, ambigüedades en sentido general)
  3. Evaluar los términos depurados con los clientes y usuarios.

Un término es: “noción que se compone de un rótulo o etiqueta (la palabra o expresión que lo representa)” (Barité; 1997). Puede ser simple, cuando está formado por solo una palabra, o compuesto, cuando está formado por dos o más palabras.

Sinonimia

La sinonimia es “la relación que se establece entre dos o más términos sinónimos. Son conceptos que comparten los mismos enunciados de sus definiciones” (Barité; 1997).

Entre términos sinónimos existe uno que determina el carácter de toda la serie de términos. Ésta es la palabra más neutral y se denomina “Término Dominante”, que debe tener la acepción bien definida.

¿Cómo eliminar la Sinonimia de los términos?

  1. se obtienen los términos sinónimos.
  2. se determina el término dominante, a través de análisis léxico (qué significa) y el análisis de usuarios (qué se entiende).
  3. se evalúa con los usuarios la comprensión del término dominante.

Ejemplo: “Acerca de” o “Quiénes somos” pueden ser términos que establezcan sinonimia y dentro de diferentes contextos puede ser uno u otro el dominante. El dominante se determinaría según el contexto y los usuarios del producto.

Polisemia

La polisemia es “la cualidad de una palabra cuando posee dos o más sentidos diferentes, y para un significante proporciona distintos significados. Existen dos tipos, la Polisemia propiamente dicha (es cuando los distintos significados poseen rasgos comunes) y Homonimia (es cuando los significados no poseen rasgos semánticos comunes.) La polisemia genera ambigüedad en el lenguaje.” (Barité; 1997)

La polisemia propiamente dicha responde a la traslación del nombre de un objeto a otro y que tiene, con el primero, ciertas características o propiedades comunes. Esta traslación se debe a alguna semejanza (color, forma, propiedades), a alguna afinidad (de tiempo, de lógica) o por función.

Ejemplos de polisemia propiamente dicha:

La homonimia es un tipo de polisemia que se caracteriza por que dos términos con igual forma de escritura y pronunciación significan de forma diferente. Responde a la coincidencia sonora y escrita de diferentes palabras que no tienen nada en común, ni por origen, ni por función.

Ejemplos de homonimia (polisemia):

¿Cómo evitar la polisemia (y homografía) en los términos?

Antonimia

La antonimia es “la cualidad de los términos de que sus conceptos se excluyan y se opongan recíprocamente.” (Barité, 1997). Por ejemplo: Negro – Blanco, Hombre – Mujer.

La antonimia no constituye un problema a resolver en el diseño de software, pero sí algo a tener en cuenta cuando se organizan las taxonomías en la arquitectura de información de un producto.

4. Criterios para hacer un buen etiquetado

La etiqueta de un hipervínculo debe denotar a dónde va dirigido. Tiene que lograr describir de forma precisa el contenido del nodo destino.

No es correcto usar la misma etiqueta en hipervínculos que tengan destinos diferentes, o viceversa, que exista un mismo destino al cual se llegue por hipervínculos con diferentes etiquetas.

En el etiquetado de navegación e hipervínculos deben ser usados, preferiblemente, sustantivos o frases sustantivas. Las frases sustantivas son términos compuestos, que pueden ser:

Ejemplos:

Los tipos de sustantivos que existen son:

En el etiquetado de navegación e hipervínculos se debe evitar el uso de adjetivos, adverbios o formas verbales aisladas, salvo en circunstancias especiales en las que se sustantivicen, es decir, que se conviertan en sustantivos en ese contexto.

Sin embargo, cuando el destino que obtendrá el usuario al hacer clic sobre el hipervínculo sea una acción, es preferible usar formas verbales. Por ejemplo, cuando el enlace sea para Comprar, Imprimir, Contactar, Cerrar, etc.

Es una mala práctica el uso de adjetivos dentro de una interfaz para nominar grupos de contenidos. Por ejemplo, nombrar a un grupo de documentos como “Valiosos” o “Útiles” sin un previo sustantivo que los nomine.

Existen excepciones de uso, en interfaces, de adverbios y formas verbales tales como:

Adverbios de lugar:

Formas verbales que indican acción:

Textos alternativos

Son los textos que se le agregan a imágenes e hipervínculos para ampliar su significado. En las Ciencias de la Información se les conoce como notas de alcance o notas de aplicación. Las notas de alcance deben contener los otros términos sinónimos que se relacionen con el término preferente. Estos términos sinónimos se depuraron durante el proceso de normalización del vocabulario.

Siglas y acrónimos

No es recomendable el uso de los mismos a menos que esté extendido su uso. Se aconsejan preferentemente las formas completas añadiéndole el acrónimo. En los casos en que el uso del acrónimo se ha consagrado tanto que resulta raro o es poco conocida la forma completa, se usa el acrónimo y la forma completa se incluye como texto alternativo.

El uso del plural

Los plurales en el etiquetado deben usarse cuando el significado del término lo exija. Por ejemplo: en una biblioteca virtual el término “Libros” se refiere a la colección de libros. Si se usara “libro” en singular resultaría ambiguo.

Extranjerismos

Debe evitarse el uso de términos de otro idioma en el sistema de etiquetado. Solamente se justifica en el caso de que no exista un término equivalente en el idioma en el que se está haciendo el etiquetado. En caso de que sea imprescindible el uso de un extranjerismo, el texto alternativo debe aclarar su significado en la lengua original del etiquetado.

Ejemplos:

Significado y contexto de los términos

Existen términos que poseen un significado distinto al que se usa en el contexto de los usuarios estudiados. Por ejemplo: “Guagua” en Cuba no significa lo mismo que en “Chile”. Se debe tratar de usar términos que no sean polisémicos (homógrafos) en este caso, y si no hay opción se deben usar textos alternativos para ampliar su significado. En el caso de estar obligado a usar un término homógrafo con otro, se pueden usar los calificadores para ampliar su significado. El calificador es una palabra que acompaña al término y que amplía su significado, generalmente se encierra entre paréntesis. También se puede usar el texto alternativo (alt), que debe contener el significado correcto del término usado, o también apoyar la etiqueta con iconografía.

Los términos deben estar acorde con el registro de los usuarios a los que se dirige. En ocasiones se usan términos comunes en el contexto de los emisores del producto que los usuarios no dominan y por lo tanto desconocen. Los conceptos de los términos difieren en cuanto a:

Por ejemplo, se pueden encontrar sitios web que ofrecen servicios de hospedaje web y usan términos muy comunes para ellos, pero los usuarios de los mismos no son expertos en esos temas computacionales, por lo que no entienden muchos de los términos presentes en la interfaz.

Al poner los metadatos de palabras clave no se deben dividir los términos sincategoremáticos, que son los términos que solo ofrecen en la frase oficios determinativos, modificadores o de relación. Es decir, que unidos significan una cosa y que al dividirse pierden su significado. Ejemplo: “caballos de fuerza” es mejor que “caballos” “fuerza”. Este ejemplo, además, evidencia la importancia del contexto geográfico en la fácil comprensión de un término, dado que en España es mucho más común utilizar la expresión “caballos de potencia”.

5. Mostrar los resultados

Los resultados del análisis del etiquetado se muestran de 3 formas principalmente.

  1. Generando un informe donde se presentan los términos a usar y el significado que tienen en la interfaz de usuario.
  2. En los diagramas generados (blueprints y wireframes) con el objetivo de que se materialicen en el diseño de la estructura del producto final.
  3. En el prototipo de arquitectura donde ya se muestran en el contexto.

Estas tres formas de representación del etiquetado siempre deben ser probadas con los usuarios del producto final.

6. Bibliografía

Barité, M.G. (1997). Glosario sobre Organización y Representación del Conocimiento. Montevideo, CSIC.

International Organization for Standardization. (1998). Ergonomic requirement for office work with visual display terminals (VDTs). Part 12. Presentation on information. ISO 9241-12: 1998(E), Switzerland.

Manchón, E. (2006). Etiquetado de vínculos y posición en la página. [en línea] (consultado Marzo 2006) http://www.alzado.org/articulo.php?id_art=51

Moss, T. (2005). Escribiendo texto ALT efectivo. Trad. Sebastián Betti. Boletín Proyecto Web. Nro. 88, Año 4, 22 octubre 2005 [en línea] (consultado noviembre 2005) http://www.proyectoweb.org/boletin/088-octubre05.html

Ronda León, R. (2005). La Arquitectura de Información y las Ciencias de la Información. No Solo Usabilidad Journal, No 4. Abril 2005 [en línea] http://www.nosolousabilidad.com/articulos/ai_cc_informacion.htm

Rosenfeld, L.; Morville, P. (2006). Information Architecture for the World Wide Web. 3rd edition. Cambridge: O’Reilly.

Spencer, D. (2010). A practical guide to Information Architecture. Five Simple Steps.

Tramullas, J. (2000). Sistema de etiquetado: el nombre de las cosas. Preprint de texto publicado en Web Business, Diciembre 2000. http://tramullas.com

Compartir:

Facebook Twitter Google LinkedIn

Rodrigo Ronda León es Licenciado en Bibliotecología y Ciencia de la Información de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. Ha trabajado como arquitecto de información, diseñador de interacción, analista de sistema y diseñador de información. Se ha desempeñado como profesor y conferencista en los temas de diseño de software en varias instituciones cubanas.
Web personal: rodrigoronda.com

Citación recomendada:

Ronda León, Rodrigo (2013). El etiquetado en el diseño de software. En: No Solo Usabilidad, nº 12, 2013. <nosolousabilidad.com>. ISSN 1886-8592


No Solo Usabilidad - ISSN 1886-8592. Todos los derechos reservados, 2003-2016
email: info (arroba) nosolousabilidad.com
Powered by Calmly Writer